Videocafé Series: La transición de camiones de carga a energías limpias representa un gran reto en América Latina

Alternativas de combustible para los vehículos como el gas, la electricidad o el hidrógeno, específicamente en transporte de carga, fueron aspectos destacados en el debate realizado en el Videocafé Series de Latam Mobility, encuentro moderado por Jorge Suárez, Director Comercial de VEMO, donde prestigiosos líderes de movilidad indagaron si estos son un factos de dilema o evolución.

La edición de este mes contó con la participación introductoria de Juan Daniel Rueda, encargado de la estrategia de electromovilidad de Terpel, quien explicó que una de las labores principales de la compañía es ofrecer soluciones a las personas que necesitan movilidad. 

Detalló que la organización que representa es uno de los distribuidores más  grandes de combustible de la región, teniendo como base Colombia y presencia en Panamá, Perú y República Dominicana, con la meta de desarrollar estos negocios y que la gente se independice con el nivel energético que se está asentando en América Latina.

“Inauguramos nuestra quinta estación al sur de Bogotá y vamos a seguir ampliando la red por las carreteras del país. Ofrecemos Wifi, espacio para comer, cargar los móviles. Más que distribuir combustibles les damos una experiencia de usuario y energía”, Subrayó Rueda.

Transporte de carga en Argentina

Pedro Orbaiz, director de la empresa de soluciones de movilidad 35 South, señaló la importancia de entender cómo desplegar elementos no contaminantes en diferentes ciudades con el transporte público y aplicar herramientas eficientes en los vehículos de carga pesada.

Haciendo un repaso sobre la situación actual de camiones de carga en Argentina, Orbaiz manifestó que las grandes empresas trabajan no con flota propia sino contratando tercerizados, que cuentan con equipos con promedio de vida muy bajo y en su mayoría a diésel. 

“Se hacen viejos, contaminantes. El sistema está articulado para que los camiones viejos estén operando hasta que se dañen y esto impacta en la calidad de aire, las rutas e infraestructura vial”, sostuvo.

Sobre las tecnologías disponibles para revertir las dificultades con los vehículos con mucho tiempo de uso, Orbaiz explicó que en Argentina tienen acceso a gas en y grandes cantidades de energías renovables. A su juicio, lo más rápido para descarbonizar es la inclusión de biocombustibles como el diésel de cero azufre. 

Destacó que el gas empieza a sumarse como una alternativa, pero los costos son muy variables por la cadena de distribución. Asimismo, reveló que el hidrógeno y los vehículos eléctricos “son una innovación que todavía no está asentada, pero resultan interesantes de cara a los planes futuros”.

Situación en México

José Gutiérrez, Cofundador de High Performance Consulting detalló que en Monterrey, una de las tres principales ciudades de México, es donde se registra el mayor flujo de tránsito en cuanto al transporte de carga, con una problemática de camiones que, tienen hasta 16 años de uso en el parque automotor, lo cual genera una gran cantidad de emisiones de carbono.

Aseguró que el reto es profundizar la renovación de estos vehículos: “El tema de la seguridad en las carreteras es un tópico a tomar en cuenta dentro de la estrategia de transición de vehículos de diésel a gas u otras energías limpias.

“El gas natural tiene muchos años en México, pero no ha tenido popularidad por el tema de las infraestructura, puesto que las distancias son muy largas y probablemente haya estaciones de carga que no son públicas. Faltan estaciones de carga y autonomía, por eso sigue el diésel regular”, expresó Gutiérrez. 

“Podemos tener buenas opciones de energías limpias cuando haya apoyo del gobierno e inversionistas para generar infraestructuras de gas, hidrógeno y eléctrico. En el corto plazo necesitamos diésel de bajo azufre. No solo es el tema del consumo sino otras herramientas como la infraestructura”, enfatizó.

Gas: una oportunidad en Colombia

Jorge Iván Vélez, profesional de mercadeo y representante de EPM Gas Natural considera que el despliegue para lograr la transición de flotas de diésel a gas ha sido muy importante.

Afirmó que el mercado de energías limpias ha dado un giro interesante, con muchos inversionistas que ven en Colombia una oportunidad para transformar vehículos a gas. 

“Hay varias marcas y competencias lo cual es positivo y conveniente para que los clientes puedan escoger. Al momento de la compra de los vehículos estamos dando bonos, el Estado ofrece beneficios tributarios como exclusión del IVA y terminan siendo más baratas que unidades de diésel. Mejoramos para que los incentivos sean fáciles de capitalizar”, resaltó

Para Vélez, es imprescindible la renovación del parque automotor puesto que es el que más emisiones emite. 

Por su parte, John Ladino, director de mercado de movilidad de Vanti dijo que desde la compañía tienen como foco fundamental promover el uso de gas natural en el transporte de carga ya que representa una oportunidad de mover mercancía de forma eficiente y sostenible.

Explicó que Colombia tiene en la actualidad unidades pesadas muy obsoletas, por lo que el reto es liderar la renovación. “Empresas multinacionales vienen con políticas de sostenibilidad y eso ha permitido que empiece una restauración en el mercado que permite atender mejores contratos. No es un proceso rápido, pero vamos por buen camino. Hay que trabajar mucho más duro para hacer la transición a nuevas flotas para que el medio ambiente se vea beneficiado”.

Ladino subrayó que el tema de la autonomía es fundamental en la logística de carga, porque resulta ineficiente realizar recargas cada 100 kilómetros. “Nuestros fabricantes garantizan 350 kilómetros de autonomía, es un avance importante”. 

Apuntó que en cuanto al gas, tienen una red de 790 estaciones donde garantizan los transportistas puedan ripostar y llegar a sus destinos sin problemas y la mayoría utiliza gas. 

“Han surgido ciertos cambios en la política pública que permiten a los conductores capitalizar beneficios. No hay restricciones vehiculares y tributarias. Se han hecho avances muy importantes que van a beneficiar la logística. Necesitamos impactar de manera positiva el medio ambiente, pero que también sea rentable para las empresas”, agregó Ladino.

También desde Colombia, la líder de Urbes y Movilidad en TGI, Silvia Ordoñez Forero, aseguró que están trabajando de manera ardua para impactar en la transformación de la movilidad y transporte de carga.

“Colombia es un país de gas, hemos venido aprendiendo mucho y desarrollando trabajo con toda la industria y alcanzando logros para masificar el gas en movilidad para sustituir los energéticos contaminantes”, indicó.

Ordoñez explicó: “El carro nuevo es el que se necesita para la eficiencia del transporte de carga y el cambio hacia la descarbonización, que genere calidad de vida”. 

Coincidió con los otros panelistas del Videocafé Series en que una de las barreras para el uso frecuente de las alternativas no contaminantes de combustible, es la sustitución del parque automotor, por lo que asegura que hay mucho trabajo por hacer. Destacó la importancia de contar con herramientas financieras para facilitar el acceso de esos recursos al “hombre-camión” con el objetivo de cambiar los vehículos. 

Finalmente, Ordoñez señaló que el gas licuado es un energético en evolución en Colombia que será una alternativa para el transporte de carga, y están elaborando planes para ponerlo en la matriz energética y que sea utilizado en camiones de carga. “Esperamos que próximamente lo tengamos disponible”, concluyó.