Fotografía de vehículos eléctricos de carga de la empresa eZero

Vehículos eléctricos son una alternativa atractiva de movilidad para empresas

Movilidad eléctrica presenta ventajas en costo total de propiedad por ahorro en mantenimiento e impuestos

Uno de los grandes retos que enfrenta la humanidad es, sin lugar a dudas, el cambio climático, y en una ciudad con crecimiento sostenido, por ejemplo la Ciudad de México, temas como el tránsito, la contaminación atmosférica y el uso de recursos se vuelven cruciales en su solución. Menciona el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero publicado en 2018 por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC): los automóviles, motocicletas y camiones generan el 23.4% de estos gases en México, casi la cuarta parte del total. Una alternativa atractiva para las empresas son los vehículos eléctricos, tanto en su contribución al medio ambiente y optimización del costo total de propiedad.

El reciente descubrimiento de litio en Sonora abre posibilidades nuevas de mercado; Víctor Manuel Toledo, titular de la Semarnat, señala incluso que México podría ser un productor importante de autos eléctricos. Lo anterior abre nuevas posibilidades y modelos de transporte para el futuro cercano.

Aunado a las necesidades de preservación del medio ambiente, las empresas también se enfrentan a retos de ahorro y sostenibilidad de sus flotillas. El modelo de electromovlidad se posiciona como una alternativa viable para ambos retos, pues se enfoca en la sustitución de la gasolina o diésel por electricidad, tanto del transporte público como de carga o en vehículos particulares. Derek Hall, fundador y CEO de eZERO, empresa 100% mexicana dedicada a la comercialización de vehículos utlilitarios eléctricos menciona «el METRO de eZERO, un vehículo utilitario compacto certificado y diseñado en Europa, es un vehículo eléctrico versátil y confiable que está listo para trabajar a un precio asequible con especificaciones impresionantes para su clase«, dado que el costo del kilovatio y su rendimiento en kilómetros es considerablemente más eficiente. Además, un motor eléctrico se compone de mucho menos piezas y partes que uno convencional, el desgaste mecánico también es menor. El gasto por servicios de mantenimiento en un vehículo eléctrico es una fracción de los vehículos de combustión interna.

La utilización de automóviles eléctricos se ha popularizado en el mundo y México no es la excepción, utilizándose tanto para transporte particular como de carga. Recientemente, eZERO llegó a un acuerdo comercial con la empresa mexicana 99 Minutos, «la primer flotilla de vehículos eléctricos de carga de última milla que circula en el país«, mencionó Hall, agregando que «la tendencia mundial para el uso de vehículos eléctricos en la entrega de última milla urbana es irreversible«. Alexis Patajne, CEO de 99 Minutos declaró que, tras buscar opciones para ofrecer servicios sustentables al cliente final, se decidieron por eZERO, «estos son unos vehículos que nos daban 200 kilómetros de autonomía, el costo está dentro del rango que necesitamos«.

Para una metrópoli tan congestionada como la Ciudad de México, la utilización de vehículos eléctricos de carga en sus calles contribuirá considerablemente a reducir la contaminación, del aire y auditiva. Esto resulta indispensable, y además ayudará a las empresas dedicadas al reparto de mercancías a disminuir los costos generados en flotillas con motores a gasolina.

De acuerdo con un reporte de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) difundido por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en julio de 2019 se comercializaron dos mil sesenta y ocho vehículos de motor eléctrico o híbrido, cifra considerablemente mayor a la registrada el mismo mes de 2018, tendencia que continuará aumentando. La gama de vehículos eléctricos de eZERO representa una alternativa seductora para empresas de logística y transporte, gracias a la innovacióntecnológica aplicada en el diseño y construcción, así como su practicidad y capacidad de carga desde 500 kg hasta 1 ton, haciendo posible la implementación de nuevas estrategias sustentables y financieramente redituables de movilidad.