Fotografía de bicicleta eléctrica Jump

La revolución de las bicicletas eléctricas de la próxima década

Las e-bikes aumentarán su producción y venta en los próximos años y superarán a los demás vehículos eléctricos

En las predicciones para la próxima década de Deloitte, las bicicletas eléctricas tomarán el mando en cuanto a movilidad la próxima década superando los EV

De acuerdo a un estudio realizado por Deloitte sobre las predicciones para la década 2020, las bicicletas eléctricas tomarán el mando en cuanto a movilidad por los años siguientes.

Aunque las bicicletas eléctricas no son algo nuevo para el mercado, pues su existencia data desde 1895, estos dispositivos no han sido bastante populares en la mayor parte del mundo, únicamente en países como China las e-bikes lograron grandes ventas en años recientes: en 2013 se fabricaron 37 millones y se vendieron 32 millones.

Sin embargo estas cifras están por cambiar ya que se espera entre 2020 y 2023 se vendan 130 millones de bicicletas eléctricas y para el final de 2023 habrá 40 millones de unidades vendidas en todo el mundo, generando 20 mil millones de dólares en ingresos.

Estas predicciones se creen probables gracias a los avances en baterías de iones de litio (LIB), además del precio y poder que pueden alcanzar estas baterías y las bicicletas con ellas. Por supuesto, aunque no todas las bicicletas eléctricas están potenciadas con LIB, se espera que estas dominen el mercado en los próximos años ocupando dos quintas partes de todos los dispositivos vendidos a nivel mundial.

Además, las ventas de bicicletas eléctricas según Deloitte esperan ser mucho mayores a las ventas de otros dispositivos eléctricos ya que sólo 12 millones de vehículos eléctricos (EV’s) como autos se venderán para 2025.

Las ventajas de las e-bikes por encima de los EV’s son prácticamente las mismas que las de una bicicleta normal aunque con mayores opciones: las bicicletas eléctricas son más baratas que un automóvil eléctrico, además de encontrarse con mayor disponibilidad de compra, aunque el principal factor en contra de un EV’s es la habilidad de operar sin necesidad de la infraestructura de un e-car.

«Estamos notando a más gente moverse al corazón de las ciudades en los Estados Unidos«, declaró a medios Jeff Loucks, CEO del Centro de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Deloitte, «y esto supondrá una carga enorme en las calles y el transporte público si estas personas no utilizan bicis«.

En el caso de México, existen diversas empresas que ofrecen bicicletas eléctricas o scooters así como servicios de prestamos de e-bikes por parte de MotumJump y Dezba, las cuales obtuvieron permiso anual de operación para bicicletas sin anclaje en la Ciudad de México por parte de la Secretaría de Movilidad (Semovi), por lo que esta opción no es ajena al país.

Así, se espera que los primeros vehículos eléctricos que inunden las calles del mundo durante la próxima década no sean automóviles sino bicicletas eléctricas, aunque aún está por verse.